Cada año, el primer domingo de mayo Castell de Mur celebra uno de los encuentros más importantes de la montaña catalana. Conocido como el Encuentro de Mur, esta fiesta tradicional se empezó a celebrar en el siglo XII y ha perdurado hasta la actualidad. Este año se celebra el 6 de mayo.

La finalidad del encuentro es celebrar la festividad del Santo Cristo de Mur y recordar el Pabordat de Mur, una organización eclesiástica que durante siglos rigió la zona. Los municipios que estaban dentro de ella dependieron directamente de Roma desde el siglo XI hasta el 1851, cuando pasaron a depender del Obispado de Urgell.

El encuentro de Mur combina actos tradicionales de carácter religioso con otros de lúdicos y festivos. De la tradicional misa y bendición del término municipal, a una comida conjunta y a un baile amenizado por un acordeonista, además del tradicional juego de cartas del “catxo”. Pero la parte más espectacular del encuentro es la concentración de estandartes de los pueblos que pertenecían al Pabordat de Mur. Banderas llenas de color y vistosidad que son llevadas por los mayorales de cada pueblo hasta la entrada de la colegiata de Castell de Mur.

Al mismo tiempo, el Encuentro de Mur es una ocasión perfecta para visitar algunos de los sitios más espectaculares de la comarca del Pallars Jussà. El encuentro se celebra alrededor del castillo y de la colegiata de Santa Maria de Mur, un conjunto arquitectónico de más de 800 metros de altitud a la derecha del río Noguera Pallaresa. La iglesia, del siglo XI, contiene algunas de las mejores pinturas del románico catalán.

Desde Collmorter, en el término municipal de Castell de Mur, Cal Soldat es la opción de alojamiento más próxima a la zona donde se celebra el encuentro. Entrad en nuestra página para obtener más información sobre nuestra oferta de alojamiento rural y sobre las rutas de castillos que se pueden visitar.