Hablamos con los amigos de conocer el Montsec de manera diferente y que mejor que desde el aire.

¡Vamos! Haremos todo el Montsec, de oeste a este. ¿Como? en globo naturalmente.

La preparación, la alegría y la salida desde CAL SOLDAT a primera hora de la mañana, después de un buen café nos levanta el espíritu.

Desde donde nos elevaremos, como se inflará el globo, cuánto tardará, que tendremos que hacer …
una serie de preguntas que todos nos hacemos la primera vez de esta experiencia.

Llegamos al punto de salida, nos espera Miguel de GLOBOS KON-TIKI, un experto en este tipo de navegación y empieza la aventura.

 

Se descarga el globo, esto es un galimatías para los inexpertos como nosotros; lonas, cuerdas, sirgas, mosquetones, pero todo está en su lugar y poco a poco empieza a coger forma

Ya tenemos el globo levantándose y ¿ahora qué? Corre, corre a subir a la cesta, de momento está cautivo, pero solo un momento. Y empezamos a subir, no se nota el movimiento, pero el suelo está cada vez más lejos.

Hemos aprendido que en globo nunca se puede decir que ya estamos arriba, no hay arriba, hay metros desde el suelo y depende de las variables del tiempo que se pueda subir más o menos.

Miguel nos pasea por encima de la entrada del congost de Montrebei, las sensaciones son diferentes – ahora en las actividades todo son sensaciones – pero esto sí que son sensaciones. Los Pirineos, el rio, la cara norte del Montsec, espacios que no se pueden ver desde tierra, aunque vayas expresamente y ni aun así se aprecian en su totalidad como desde un globo. Los coches muy pequeños y el silencio total.

Ponemos rumbo hacia el desfiladero – el tiempo muy tranquilo – permite ponerse dentro del congost y pasarlo de norte a sur. Salimos al otro lado, la llanura de la Noguera. Se aprecian las escaleras de la pared de Aragón. Es tan impresionante disfrutar del espectáculo de la naturaleza que desearías no bajar nunca.

Por suerte aún falta mucho, giramos a la izquierda, subimos a 2.000 mts y empezamos a pasar por encima del Montsec, a la izquierda los Pirineos, más adelante Mur, el lago de Cellers, el embalse de San Antonio, a la derecha, la Noguera, el Segriá, el embalse de Santa Ana, el de Camarasa, Lérida. Montserrat. Cruzamos el desfiladero de Terradets, desde arriba se ve pequeño.
El mundo a tus pies. Silencio total, no se oyen ni los pájaros. Una sensación mental inimaginable. No estas cerrado, no estas atado, estas suspendido en el aire y una suave brisa te devuelve a este mundo.

Pasamos al Montsec de Rubies, el valle de Ariet, Santa María de Meia, Villanueva de Meia, se ve el Sió, el Urgell, la Segarra. Qué pasa ?? El suelo cada vez más cerca. Ay ! como pararemos.! Estamos tocando tierra ……… Ya está ………. MAGNIFICO

Al volver a Cal Soldat hay tantas cosas que decir, que todos hablamos y hablamos. Un recuerdo y unas vivencias inolvidables

EN CAL SOLDAT te podemos preparar actividades como esta y otras a tu medida.